Mar de dudas


Tropieza mi figura en el atardecer,

rompen las olas de mis miedos

en mi conciencia,

mientras las dudas

golpean mi realidad y me atormentan.

Mar de dudas me embarga,

mientras camino

acompañado de mi nobleza

como único estandarte.

Y es que cada vez

necesito menos

de lo que el mundo

tiene para ofrecerme

y más deseo

lo que no me puede dar.

1 comentario:

  1. Hola!! me pase por aqui para saludarte y para disfrutar tambien de una buena lectura.
    te envio un abrazo grandote.

    ResponderEliminar

El séptimo sentido (de la felicidad)

Sin duda que todos conocemos los cinco sentidos conque la mayoría nacemos (vista, oído, gusto, olfato y tacto) y suele atribuirse el sex...