Lo que el dinero no puede comprar

Lo primero y fundamental que el dinero no puede comprar es el "Tiempo", el mismo que por éstos días escasea en la vida agitada que llevamos. Veo casas atiborradas de cosas materiales, autos lujosos que pasan todo el día estacionado, veo personas correr, sin saber a ciencia cierta a donde van, veo parejas que no pasean de la mano, veo ancianos solitarios, veo niños junto a otros niños yendo al colegio en furgón , veo madres comprando en el supermercado, veo gente absorta en sus celulares y tantas otras cosas más que no le encuentro sentido.

Trabajan, trabajan, para pagar esa casa o departamento, donde llegan tan sólo a acostarse, ese auto que viven cambiando, el cable que apenas ven, el celular que los tiene idiota, y los días pasan y pasan. Veo el tiempo, con las manos en los bolsillos pasearse entre nuestras vidas con su sonrisa placentera dichoso al observar  cómo todos corren de prisa, como tratan de alcanzarle en la dirección equivocada, como se esclavizan voluntariamente. También de la mano del tiempo, la veo a ella, doña "estabilidad" esa coqueta que a todos brinda su mejor sonrisa, para hechizarles, y decirle que la abracen, que se aferren a ella, cómo si ese fuese el fin de la vida.

Y en éste mundo agitado, donde todos corren y corren, la única pareja que veo pasear, son la de estos infames "tiempo y estabilidad" que tomados de la mano, van abriéndose camino cada día contaminando todo a su paso, dejando tras su rastro, cada vez más seguidores, seres que están dispuesto a todo por intentar cazarles, dominarles, o incluso sobornarles (tan de moda por estos días), pero que sencillamente "el dinero no puede comprar". 

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...