¿Gracias a Dios que es Viernes?



¿Cuántas veces habrás escuchado "gracias a dios que es viernes"? sin duda que la mayoría de las veces se debe porque viene el fin de semana y se puede descansar, pero más allá de ello, la exclamación involucra el tedio a la rutina, esa que nos va quitando las ganas de vivir...y eso se debe a que habitualmente estamos llevando la vida que no queremos, pero que no nos atrevemos a reconocer o a cambiar, porque es más cómodo quejarse. Si tú eres uno de los que pasa pensando en que ojalá llegue luego el viernes, quiero invitarte a cuestionarte, en lo siguiente. Si todos pensáramos de la misma manera, quiere decir que sólo un tercio del mes vale la pena vivir, ¿el resto de la semana es mero relleno? y de éste modo un tercio del año, y un tercio de la vida. Realmente te conformas con un tercio de felicidad, un tercio de plenitud, en fin, si no das gracias por el resto de los días, comienza a preocuparte, algo no está del todo bien en tu vida.

Lo que el dinero no puede comprar

Lo primero y fundamental que el dinero no puede comprar es el "Tiempo", el mismo que por éstos días escasea en la vida agitada que llevamos. Veo casas atiborradas de cosas materiales, autos lujosos que pasan todo el día estacionado, veo personas correr, sin saber a ciencia cierta a donde van, veo parejas que no pasean de la mano, veo ancianos solitarios, veo niños junto a otros niños yendo al colegio en furgón , veo madres comprando en el supermercado, veo gente absorta en sus celulares y tantas otras cosas más que no le encuentro sentido.

Trabajan, trabajan, para pagar esa casa o departamento, donde llegan tan sólo a acostarse, ese auto que viven cambiando, el cable que apenas ven, el celular que los tiene idiota, y los días pasan y pasan. Veo el tiempo, con las manos en los bolsillos pasearse entre nuestras vidas con su sonrisa placentera dichoso al observar  cómo todos corren de prisa, como tratan de alcanzarle en la dirección equivocada, como se esclavizan voluntariamente. También de la mano del tiempo, la veo a ella, doña "estabilidad" esa coqueta que a todos brinda su mejor sonrisa, para hechizarles, y decirle que la abracen, que se aferren a ella, cómo si ese fuese el fin de la vida.

Y en éste mundo agitado, donde todos corren y corren, la única pareja que veo pasear, son la de estos infames "tiempo y estabilidad" que tomados de la mano, van abriéndose camino cada día contaminando todo a su paso, dejando tras su rastro, cada vez más seguidores, seres que están dispuesto a todo por intentar cazarles, dominarles, o incluso sobornarles (tan de moda por estos días), pero que sencillamente "el dinero no puede comprar". 

¿Paciencia o Paz-Ciencia?



De acuerdo con el diccionario Paciencia es la “Capacidad de sufrir y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse” o “tener calma o tranquilidad para esperar”  sin lugar a dudas que en ambos casos se requiere mucha entereza interior, estar bien con uno. La vida de hoy, exige grandes cuotas de paciencia, por eso que yo pienso que se debiera crear la ciencia de la paz, o la Paz-ciencia, una que estudie las variables a soportar, los potenciales de las personas, y entregue las herramientas a los seres humanos, cómo una especie de pronóstico  del tiempo, algo que diga más o menos así. Las extremas de paciencia para esta semana, serán los días martes y jueves, donde se avecina, un frente de alto sufrimiento, agravado por altas precipitaciones de intolerancia y abusos por doquier, por eso preocúpese de tomar un jugo de tolerancia por la mañana, y no olvide llevar su paraguas de inmunidad verbal. El resto de la semana se presenta con nubes de prepotencia que irán en aumento hasta el fin de semana, donde la corriente del buen humor espera contrarrestar éste frente, para así poder gozar de algo de tranquilidad la tarde del sábado y el domingo. Para los que van a viajar, se les aconseja llevar en su equipaje bebidas con alto grados de tranquilidad, para que así pueda dosificar su paciencia. Es todo por el día de hoy, buenas noches. Ahora que si lo piensas bien, podríamos decir que la paciencia es algo que para los tiempos de hoy, claramente es un concepto en extinción 
  

¿Cambiar es la consigna?

Cambio de gabinete, cambio climático, cambio en la estrategia, cambio de fondos de AFP, cambio de jugador, cambio de sexo, cambio de canal, cambio de gobierno, vota por el cambio, promesas de cambio, cambio de lado, cambio, cambio, ¡¡¡¡estoy harto de los cambios!!!! Mi ex mujer me intentó cambiar, te aconsejan cambiar por esto o aquello, que cambie mi actitud, mi forma de decir las cosas, mi forma de escribir, de pensar, de ser, de vestirte, de peinarte, tus hábitos alimenticios, tu negación a Dios, ¡que les pasa! ¿Por qué se debe cambiar todo? a veces me pregunto quien soy, o deje de ser, pues porque después de tanto cambio impuesto, ya ni recuerdo quien era.

Las plantas

Cuando el padre llegó del viaje, les trajo a sus hijas dos lindas plantas. Antes de entregárselas le dijo a la mayor Anisa que eligiera u...