Un Punto Azul Pálido ( Castellano)








No debemos perder de vista la real dimensión de nuestra realidad, somos miserablemente pequeños en la INMENSIDAD COSMICA; por favor, dejemos esos aires de grandeza que de pronto se nos vienen a la cabeza y sentémonos a agradecer cada segundo de vida que nos regalan a diario, ocupémonos de cosas que realmente tienen valor, amar, aceptar, dar, crecer espiritualmente, soñar, encontrar la paz,... es tan simple, que no lo hacemos porque estamos acostumbrados a desconfiar, dudar.  Vuélvanse niños, vulnerables y con esa capacidad de asombro que perdemos a diario, sonrían sin preguntarse por que, sin cuestionarlo, simplemente porque una sonrisa alegra a todo aquel que la recibe, disfruta al comer, al beber, acaricia, abraza, nútrete de energía positiva, y sobretodo cada noche y cada despertar no te canses de agradecer, y no mates la hormiga que se te cruza, pues tú también eres tan insignificante como ella.

¿Tienes miedo a morir?



Estoy seguro de que la mayoría que lea esto, va a contestar sin duda que no quiere morir...Yo quisiera agregar a ésta pregunta ¿Por qué? ¿Acaso eres feliz? Es casi seguro, que a pesar que no sean felices con la vida que llevan, se aferren a la misma de un modo casi maquiavélico, desesperado, como si la consigna fuera “ mantenerse vivos” como ese paciente desahuciado en la sala de hospital conectado a mangueras y tubos, donde todos sus familiares quieren que se salve.
Así como esos familiares que no logran ver más allá de sus narices y no piensan en el bienestar del enfermo, así la mayoría de los seres humanos están contagiados, se mantienen aferrados a trabajos que no desean, cumpliendo horarios y obligaciones que los consumen, hora tras hora, día tras día, año tras año; ansiando que el día de mañana ocurra el milagro que les cambie la vida. Se mantienen atados a relaciones tormentosas por no estar solos, o viven buscando amigos en las redes sociales. Podría enumerar un sinfín de otras  variables, pero no viene al caso.
Por eso antes de contestar la pregunta que origina éste texto, piensa un poco en la calidad de vida que llevas, quizás el tomar conciencia te pueda asustar más que la muerte.  

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...