Busco una mujer


Busco una mujer que abrace mis sueños,

Busco una mujer para perderme en su mirada,

Y en cada beso suyo encontrarme,

Busco una mujer que me haga sentir

Que se parte mi alma

Si ella me falta,

Que despertar sin su mirada es perecer,

Que al no escuchar su risa, la vida me parezca fatua,

Que cada fibra de mi ser se ilumine con su sola presencia,

Y que en su ausencia el recuerdo de su aroma,

Sea lo que me mantiene vivo.

Busco una mujer, para amarla hasta morir de dolor,

Para inundarla de versos,

Busco una mujer, que me enseñe el verbo amar

En todo su esplendor,

Que los límites de su cuerpo no sean ataduras,

Para vaciar en ella mis pasiones, mis temores,

Y que el ardor de mis manos le cobijen aún en sueños,

Que el fragor de mi corazón al palpitar por ella,

Retumbe más allá de las estrellas,

Y que la luna me ilumine cada noche,

Para escribirle un poema de besos en su piel.

Busco una mujer para conocer la eternidad,

Para fundirme en el más allá,

Y quedarme dormido con la fragancia de su piel,

Cada noche, sin temor a no despertar más.

Busco una mujer,

Para escribirle un poema de besos en su piel.

*****

Vangelis -conquest of the paradise - the universe

Mirar las estrellas


¿Hace cuanto que no miras las estrellas?, te das cuenta que todas las noches están ahí, sin pedir nada a cambio, ellas simplemente están y se dejan admirar por quien quiera verlas, "sin cobrar"(algo inusual por estos días), una enamorada que sueña con su amado, un hombre a punto de suicidarse y que busca una respuesta, un científico que pretende descubrir el más allá, una madre que súplica, que más da, lo importante es que ellas están, siempre están… sin importar credo o religión, sexo o condición, ellas siempre están, para que las admire, las contemples. Te pregunto nuevamente ¿Hace cuanto que no miras las estrellas? Y quizás cuantas cosas más has dejado de mirar…no pierdas más tiempo y recuerda que ellas siempre están, al pasar de los días, los años, los siglos…y seguirán ahí, aún cuando tú ya no las puedas contemplar.

ENYA - a day without rain

¿Seguridad?


Es algo que no necesito, ni me hace falta, es algo que no busco ni ansío hallar, me encanta la inseguridad porque ella me mantiene alerta, me pide crear, me deja abierta la puerta de la sorpresa, de lo inesperado y eso me significa estar consciente de cada instante, de cada decisión, de hablar o callar, de actuar o esperar, todo lo contrario a la infame seguridad que la mayoría busca, y que carcome, mina, pudre, desgasta, vulnera y apresa.

Sé que lo que escribo, a muchos no les puede parecer, pero les invito a mirar la naturaleza ¿dónde está la seguridad? en las nubes, en el sol, la luna, las estrellas, los árboles, los animales, los insectos, las aves, la tierra, las piedras, el mar, díganme ¿dónde? porque yo no la veo por ninguna parte, en ella todo es incierto, simplemente es.

No por nada dicen que la naturaleza "es sabia". El día que dejemos de perseguir la seguridad, será el día que nos daremos cuenta que perdimos tanto tiempo en busca lo que no existe, porque aún cuando sabemos que algún día moriremos, no tenemos la seguridad de saber cuando, y cómo. Por eso, no es mejor ser un poco más natural, y dejarnos ser...al diablo con la seguridad.

El Momento

Hoy, es sólo hoy lo que importa, éste instante en que estoy aquí consciente de estar vivo, de sentir los latidos de mi corazón, y puedo mirar el cielo aunque nublado y encontrar la dicha de la vida, sí, porque aún un día nublado es un momento para ser feliz, para agradecer que corre sangre por mis venas, que mis pensamientos y sentimientos se abrazan y se funden en el fondo de lo inconsciente para gritarme a viva voz, ¡SE FELIZ AHORA! eso es lo único importante. Rescata lo bello del ayer pero no lo guardes como una biblia, sino como un libro amigo que de repente hojearás, solo para que no te olvides de lo que fuiste, lo que tuviste, lo que perdiste, lo equivocado que pudiste haber estado, y nada más...y sonríe, sonríe, no te canses de sonreír, porque viniste para ser feliz y compartir la dicha con la humanidad.

Un beso, un abrazo, para tí, que me lees, y no lo olvides, primero sonríe, después habrá tiempo para los demás...escuchen la música de Kenny G.

Kenny G - The Moment

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...