Manifiesto Personal

Desde que tengo uso de razón uno de mis mayores anhelos fue encontrar en mi camino a un "Ser feliz" un ser que emanara plenitud total. 

Lo cierto, es que les puedo decir, que me he encontrado con mucha gente en el camino a la plenitud, y son de aquellos que en vez de poseer cosas o bienes, buscan desprenderse de todo, son personas que buscan hacer el bien porque les nace, de entregar sólo por el placer de ayudar a otro, son dueños de su andar por la vida, contemplativos, sensatos, equilibrados, amigos de la naturaleza y respetuosos de la misma, son aquellos que su riqueza se concentra en la pureza de su mirada, no tienen cuenta corriente, ni bienes capitales, van por la vida sonrientes, viviendo cada segundo como si fuera el último, son  de aquellos que no dejan de ver a la gente que se les cruza en el camino, son los que se dan el tiempo de ayudar a un no vidente a cruzar, o a una anciana con sus bolsos, que alimentan a un perro en la calle, o le dedican un momento de atención a un mendigo (que vale más que el dinero que le entregan otros sin mirarle) son aquellos que se detienen para escuchar al artista callejero admirando su arte.

Por eso, en una especie de manifiesto personal he querido dejar plasmado al menos en éste blog, que desde antes de nacer, vine al mundo con la única intención de "ser feliz" y el Cosmos hizo el resto. No preciso entrar en detalles de los motivos que me hacen feliz, pues no es el motivo, cómo tampoco es decirles hagan esto o aquello para conseguirlo, sólo quería dejar testimonio de que todos venimos al mundo con la misma intención, y que las respuestas están dentro de ti, que es la voz interior, la única brújula hacia el camino de la felicidad.

Si algo puede ayudarte mi testimonio, me daré por satisfecho.

El Cosmos siempre estará dispuesto a abrazarte, sólo debes abrir los brazos y estrechar la magia de la vida. 

El mejor regalo de Navidad

Si fuera una especie de ser divino y tuviera que hacerle un sólo regalo al mundo en ésta Navidad, sin duda que les regalaría Tiempo"


Tiempo para la contemplación
Tiempo para dedicárselo a otro, padre, madre, pareja, hijo(a), hermano(a), amigo, etc.
Tiempo de ocio
Tiempo para recordar los buenos momentos
Tiempo para olvidarse del tiempo
Tiempo para uno mismo

Ahora, cómo sólo soy un ser mortal, sólo puedo dedicar un tiempo para escribirte éstas líneas y recordarte que uno de los tesoros que tienes a la mano, es "TU TIEMPO" 

Las plantas

Cuando el padre llegó del viaje, les trajo a sus hijas dos lindas plantas. Antes de entregárselas le dijo a la mayor Anisa que eligiera u...