¿Por qué me gustas como amante?

Pues, me gustas como amante, por tu forma de mirarme cuando te hablo, por ese silencio que se siente cuando me encuentro con tu mirada, porque al sentir el perfume de tu cuerpo junto al mío, todo me parece eterno, infinito y no tengo miedo a morir, Porque en tus labios encuentro, la magia, la dicha de sentirme pleno, porque tu presencia hace que lo olvide todo, incluso mi existencia y sólo existas tú, y el momento para contemplarte y sonreír, dejando que la dicha me recorra por entero y me sumerja más allá de tu piel, de tu sonrisa, de tu voz, y que los segundos transiten lentamente por tu piel. Me gustas como amante, quizás porque sé que nunca serás mía, esa dolorosa verdad, hace más dulce los momentos en que estás en mis brazos, sin preguntas, solamente entregándote al momento, a ese instante donde puedo robarte, amor y pasión con locura, para luego perderte en las tinieblas y quedarme soñando que mañana volverás, mientras el perfume de tu piel, aún se cobija entre las sábanas. Por eso, y por muchas cosas más, me gustas como amante.

Las plantas

Cuando el padre llegó del viaje, les trajo a sus hijas dos lindas plantas. Antes de entregárselas le dijo a la mayor Anisa que eligiera u...