Lamento Nocturno



Ahogado en el lamento nocturno,
el dolor de mi alma se confunde
en la oscuridad de la noche.
La luz de luna apenas
roza mi mirada.

Presencio la vida tan cerca y tan lejos,
me aferro a una vida lejana,
abandono mi cuerpo en la cama.
Es tan extraño el dolor del alma
desgarra por dentro, sangra la conciencia,
la mirada interna explora las entrañas,
figuras, escenas
¿qué pasa allá adentro?
No logro entender nada.
¿Sabrá Dios que le hablo, le juzgo,
le busco, sabrá nada?

Es tan extraño pensar que soy, que fui,
que un día creí, que un día pensé,
que las horas pasan,
y ¿el tiempo de ayer?
¿dónde se ha ido?.

Pensamientos vagos

I
Aprender a escuchar,
aprender a callar,
son las notas básicas
para entonar la melodía
de la paz espiritual.


II
No dejes de ser consciente
de que estás vivo.


III
No te canses de encontrar
hermosa la vida.
Te has pregunrado
¿Se han cansado las olas
de llegar a la orilla de la playa,
los pájaros de volar, las flores de crecer,
las estrellas de brillar y mil cosas más?
¡No te canses!
tienes mucho para descansar.

La rosa


En el jardín
nació una rosa
la cual
cierto día se marchitó.

No sé cuando
ya que
anduve
de aquí para allá,
sin tener tiempo
para darme cuenta cuando pasó.

¡Cuantas rosas se marchitan!
y yo sin tener tiempo,
tendrán tiempo
las rosas
para cuando me marchite yo.

El séptimo sentido (de la felicidad)

Sin duda que todos conocemos los cinco sentidos conque la mayoría nacemos (vista, oído, gusto, olfato y tacto) y suele atribuirse el sex...