Momento mágico

Ayer, después del trabajo me junté con mi hija Tania a disfrutar un café, como en tiempos pasados cuando vivía conmigo...los hijos crecen y emprenden el vuelo, es la ley de la vida. Como decía Jalil Gibran "los padres somos el arco y los hijos las flechas"...lamentablemente hay que tensar la cuerda del arco y soltarla, dejando que los hijos se vayan de tu lado (uno quisiera que siempre fueran esas pequeñas criaturitas que uno tiene que cuidar)...recuerdo cuando dormía sobre mi pecho cuando era una bebe y su naricita se llenaba de pequeñas gotitas de transpiración. Atrás quedo ese tiempo, hoy toda una mujercita me cuenta de sus sueños, de sus planes, de sus proyectos y me siento orgulloso de que sus alas estén firmes y que sepa volar sola. Estos son los momentos con los hijos, que se transforman en
mágicos y que dependen de cada uno. Le comentaba a mi hija que estoy en la etapa de mi vida, en que el vaso se ve medio lleno, en vez de medio vacío, porque cada instante por pequeño que sea, lo puedes transformar en mágico, si así lo deseas, tú y solo tú eres el mago de tu propia vida, la varita se oculta en el centro de tu corazón, solo tienes que agitarla para que todo cambie a tu alrededor. Por eso, de vez en cuando tomate un café con un ser querido, ya sea un amigo(a), un hermano, un hijo(a), etc., hace bien para el alma y va quedando en el álbum de los recuerdos, ese que algún día quedara olvidado en el desván de tu memoria, pero que será el que ojearan los que te quieren después de tu partida.

Me gusta ayudar a que otros encuentren ....

el camino de la felicidad, me gusta ayudar a quien lo necesita, y dar momentos de felicidad a los seres queridos, un llamado, un mensaje, una visita, un gesto, una sonrisa, una sorpresa, una invitacion, una pregunta de saber como esta aquel, son cosas que no necesitan grandes esfuerzos y que a veces hacen tanto bien, a mi me gusta sentir que una sonrisa mia, puede contagiar, un saludo afectuoso puede cambiar el estado de animo de aquel o aquella, me gusta interesarme por los demas y sus problemas y me agrada darles animo, sugerencias positivas, y cuando llega la noche, siento que mi cuerpo y mi alma pueden descanzar en paz. No creo que sean muchos, los que hoy en dia pueden hablar de descanzar en paz, en equilibrio, y por eso me gusta transmitir esa quietud, dar un abrazo sincero de afecto, alimentarme de palabras dulces, de afectos, de seres queridos, de cosas positivas, porque mi unico interes en la vida es disfrutarla, hacer de cada instante un momento de placer, por minimo que sea, al ver una pelicula, compartir un helado, disfrutar de un cafe caliente cuando hace frio, una cama acogedora cuando estas cansado o de una tostada con mantequilla. La mayor riqueza esta en no tener bienes, y si tiempo para compartir, para disfrutar, para contemplar las cosas maravillosas que transcurren en silencio, como la flor que nace en los arboles, la araña que teje su telaraña en un rincon, el pajarito que vuela de rama en rama, la nube que se forma en el cielo, la ola que revienta entre las rocas, la gaviota que vuela y se clava en el mar, la mirada de un niño, la ternura de un perro, en fin...son tantas cosas para ser feliz, y todas esas no las encuentras en casas comerciales, ni bancos o instituciones financieras. Alejate del mundanal, y viaja a las estrellas, podras ver que de las alturas, las cosas mas grandes son pequeñas e insignificantes y que lo que realmente importante no te lo puedes llevar, porque es inifitinamente inmenso, como el amor de madre e hijo. Me gusta pensar que hoy dia ayude a alguien, que di consuelo, que di una sonrisa, que di una palabra de aliento, un abrazo, un gesto de apoyo, eso definitivamente se me devuelve con creces.

Espiritualidad, necesidad en extincion???

Hace unos días atrás buscándole un libro a mi hijo Tomás, me tope en mi pequeña biblioteca con un libro que compre tiempo atrás y que tenía que ver con la meditación China. De inmediato, las primeras páginas me fueron atrapando y me vi envuelto en esa paz oriental tan seductora para mi, y es que cada frase, cada pensamiento, cada principio tenía que ver con esa búsqueda interior, tan escasa por estos días en esta faz de la tierra. Los occidentales estamos como aves con su plumaje contaminado flotando en un mar lleno de desperdicios y residuos de este mundo moderno, solo flotando presos de nuestros propios actos, sin poder volar, mientras en lo alto del cielo, otras aves más puras, despliegan sus alas, y se dejan llevar por los vientos. ¿Qué nos ha pasado? me pregunto, y es que ¿Cuando alguien te pregunta como estas? no se refiere a tu interior, te está preguntando si estás trabajando y si lo que ganas te alcanza. Vivimos pensando en alcanzar el éxito de las cosas materiales, cuando en realidad son las que menos importan, o acaso alguien conoce a algún hombre o mujer famoso, millonario que haya podido llevarse sus bienes consigo. Eso por lo que has luchado tanto en conseguir se quedara para los otros, y a veces para quienes ni siquiera te conocieron. Por eso amigo(a), practica la meditación, ese arte de la respiración que nos transporta hacia nuestro interior, que nos conecta con nuestro cuerpo, ese que pide descanso, ese que se alimenta del amor que recibes y das, ese que goza con la música que lo alimentas, conéctate con lo verdaderamente importante, aprende de los pájaros que se desplazan por los aires y libera tus pensamientos con ellos, y deja que te transporten sin límites, tan vez te lleven a lugares inimaginables, y donde para acceder, de seguro no se requiere ni tarjetas de crédito, ni cuentas bancarias, ahí se llega por tu nobleza y calidad de persona. Te brindo el mejor y más pleno de los abrazos y espero que estas palabras puedan alimentar en algo tu espíritu, no lo dejes ayunar, al final si el se muere, créeme que habrás perdido el más preciado tesoro.

Si te dijeran pide un deseo



Tal como dice la letra de la canción de Silvio Rodriguez, yo quiero invitarte a Pedir un deseo...¿y? ¿que pedirías? Dinero? viajes? un auto? una casa? un nuevo amor? un hijo? una beca? sin duda, la lista seria interminable, porque me imagino que la mayoría pensaría en lo que "le falta" y es que todos los días nos vemos bombardeados por cosas que deberíamos desear, cosas que deberíamos tener, lograr, y entonces viene la sensación de amargura, porque siempre nos falta algo. Podemos tener salud, estar sano física y mentalmente, y entonces nuestros deseos seguramente se verán enfrascados en la frustración...Una vez escuche a un hombre ciego decir, me basta con escuchar lo que hablan del mundo, para no desear volver a ver y entonces me di cuenta que hasta los ciegos ven mas que nosotros mismos.

Tiempo atrás en un periodo de crecimiento, la parte sabia de mi, me dijo que debía cultivar la paciencia, por eso, si pudiera pedir un deseo, sin duda pediría tiempo para lograr cultivar la paciencia, porque quien tiene paciencia en la vida, tiene ya ganado mas del 50% de lo quiere o desea.

Por eso antes de pedir un deseo, piensa, reposa, medita, quizás cuando un ser querido se apoye en tu brazo y con una voz dulce te diga "¿en que piensas? solo en ese instante, te llegara el mejor de los consejos.

El séptimo sentido (de la felicidad)

Sin duda que todos conocemos los cinco sentidos conque la mayoría nacemos (vista, oído, gusto, olfato y tacto) y suele atribuirse el sex...