martes, 10 de marzo de 2015

Un Punto Azul Pálido ( Castellano)








No debemos perder de vista la real dimensión de nuestra realidad, somos miserablemente pequeños en la INMENSIDAD COSMICA; por favor, dejemos esos aires de grandeza que de pronto se nos vienen a la cabeza y sentémonos a agradecer cada segundo de vida que nos regalan a diario, ocupémonos de cosas que realmente tienen valor, amar, aceptar, dar, crecer espiritualmente, soñar, encontrar la paz,... es tan simple, que no lo hacemos porque estamos acostumbrados a desconfiar, dudar.  Vuélvanse niños, vulnerables y con esa capacidad de asombro que perdemos a diario, sonrían sin preguntarse por que, sin cuestionarlo, simplemente porque una sonrisa alegra a todo aquel que la recibe, disfruta al comer, al beber, acaricia, abraza, nútrete de energía positiva, y sobretodo cada noche y cada despertar no te canses de agradecer, y no mates la hormiga que se te cruza, pues tú también eres tan insignificante como ella.