El séptimo sentido (de la felicidad)


Sin duda que todos conocemos los cinco sentidos conque la mayoría nacemos (vista, oído, gusto, olfato y tacto) y suele atribuirse el sexto sentido a las madres, erróneamente (a mi parecer) y digo erróneamente porque el sexto sentido lo tenemos todos, es ese que a veces solemos llamarlo corazonada, ese que te pone alerta de pronto en no confiar, en no firmar ese contrato, en no arrendar cierta casa, en fin…pero sin duda que el más importante de todos es el que yo llamo el séptimo sentido y que tiene que ver con “el sentido por la vida “(el sentido de la felicidad).

Se los voy a explicar de otro modo, un vehículo puede tener dirección hidráulica, frenos abs, airbags, pero nada de eso sirve si alguien no lo conduce. Es por eso que el séptimo sentido pasa a tener la máxima relevancia. Si estás enfermo o estás atravesando un periodo depresivo en tu vida, sin duda que tus sentidos importarán poco, y aun cuando estés sano, sin el séptimo sentido, sólo serás un ser humano que respira y se mueve por la vida.

Es decir, mirarás sin ver, probaras sin degustar, oirás en vez de escuchar, porque si no estás conectado con tu verdadero sentido por la vida, no te conectarás con esencia de la vida ( “ser feliz”), esa que nace en tu alma, porque una vez que te conectas con tu espiritualidad tu cuerpo se enciende energéticamente y comienzas a ver más allá de lo que tu vista logra ver, escuchas lo que las palabras no alcanzan a explicar y tu cuerpo percibe sensaciones que traspasan el sentido del tacto, comienzas en ese instante a vivir. Y cuando afirmo esto, no estoy intentando profetizar, sólo quiero decirte que esto que te digo, lo he descubierto he integrado con el paso de los años, y sólo quiero compartirlo.


Por último, debo decirte que el séptimo sentido se encuentra dentro de ti, y sólo tú tienes la llave para activarlo. Te deseo la mayor de las suertes.

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...