¿Seguridad?


Es algo que no necesito, ni me hace falta, es algo que no busco ni ansío hallar, me encanta la inseguridad porque ella me mantiene alerta, me pide crear, me deja abierta la puerta de la sorpresa, de lo inesperado y eso me significa estar consciente de cada instante, de cada decisión, de hablar o callar, de actuar o esperar, todo lo contrario a la infame seguridad que la mayoría busca, y que carcome, mina, pudre, desgasta, vulnera y apresa.

Sé que lo que escribo, a muchos no les puede parecer, pero les invito a mirar la naturaleza ¿dónde está la seguridad? en las nubes, en el sol, la luna, las estrellas, los árboles, los animales, los insectos, las aves, la tierra, las piedras, el mar, díganme ¿dónde? porque yo no la veo por ninguna parte, en ella todo es incierto, simplemente es.

No por nada dicen que la naturaleza "es sabia". El día que dejemos de perseguir la seguridad, será el día que nos daremos cuenta que perdimos tanto tiempo en busca lo que no existe, porque aún cuando sabemos que algún día moriremos, no tenemos la seguridad de saber cuando, y cómo. Por eso, no es mejor ser un poco más natural, y dejarnos ser...al diablo con la seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...