No hagas lo que a tí no te gusta que te hagan




Da la curiosidad por éstos días en que se celebra la Navidad y el Año Nuevo, que todo el mundo se vuelve bueno, porque se acuerdan que existen otros aparte de ellos mismos, y que el fin de año, da licencia para olvidar, total, éste año va a ser mejor, y todo va a cambiar. Pero el año tiene 365 días, y pareciera que el balance sólo se hace al último día, como rapidito porque hay que celebrar. Es por éste motivo, que me detengo un instante en aquel mandamiento que dice "No hagas lo que a tí no te gusta que te hagan", porque lamentablemente pareciera que el resto del año lo olvidaran...eso me lleva a otra situación digna de análisis como que no hay muerto malo (todos fueron unas bellas personas, etc., etc.)

Tan falso cómo esto, es la actitud de los seres humanos a fin de año, haciéndose regalos los unos a los otros y deseándose lo mejor del mundo (aunque muchos pudiesen no estar "ni ahí"), pero claro, viene el fin de año y todos queremos buenas vibras, y nadie quiere ver o acordarse de lo malo, total el año se acaba y otro lleno de esperanza viene asomando en el horizonte, cómo si el día fuera a tener más horas, el jefe un cambio de actitud, o el sol fuera a cambiar de color, así de pátetico parece que fuera lo que hay que aceptar, total es Año Nuevo y hay que celebrar. Salud señores, que más....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las plantas

Cuando el padre llegó del viaje, les trajo a sus hijas dos lindas plantas. Antes de entregárselas le dijo a la mayor Anisa que eligiera u...