Un virus, mi oído, dolor, tolerancia y....

Hace ya días caí en cama producto de un fuerte resfriado. Desde entonces, he sufrido de dolor de mi oído derecho y a pesar del malestar, estoy feliz que ello me haya ocurrido. No pienses que soy masoquista o algo por el estilo, simplemente agradezco que me este pasando, porque me ha servido para valorar mas lo que tengo, o mejor dicho tenia. Porque antes de resfriarme, mi oído estaba sano, y para mi debía ser así, sin mas, hoy sin embrago, anhelo volver a la normalidad, no sentir ese malestar que no me deja dormir en las noches, ni esa burbuja de aire, o ese pitito constante que me atormenta. Solo deseo no sentir dolor, y que vuelva a estar sano, algo que antes me parecía normal, hoy casi me parece un lujo, y que como bien dice el lema, "las cosas se valoran mas cuando se pierden. Si bien, no he perdido mi poder de audición, las cosas han cambiado y ya no son como antes, volver a la situación normal, sera´ considerada por mi especial. Eso me ha echo tomar mas consciencia del resto de mi cuerpo y de lo maravilloso que es ver, escuchar, sentir, palpar, gustar, oler... esas cosas que damos por sentado, pueden parecer maravillosas cuando tomamos conciencia de que podemos perderlas. Por estos días, no he podido escuchar con auriculares música de mi celular, e incluso me vi obligado a usar un gorro para proteger del frío a mi oído, pero aprendí
otras cosas mas importantes. Que simple y compleja se ve la vida de pronto, cambia el cristal y cambia todo, nuestra percepción, nuestros intereses, nuestras prioridades. De vez en cuando, debemos darnos un tiempo para cambiar el cristal con que estamos viendo el mundo, nuestros problemas, nuestras frustraciones, nuestros sueños, quizás todo puede parecernos fútil bajo un prisma diferente. Te aconsejo como diría un fotógrafo, cambiar el lente, usar de pronto un gran angular, o poner un filtro amarillo, quizás aquello que a la distancia te parecía indiferente, puede tomar una connotación distinta y lo veas con una nueva mirada, mas plena, mas llena, mas macro, y eso de algún modo se va a volcar a tu espíritu y en el fondo te va a transformar en una mejor persona. No es necesario que sufras un resfriado, para darte cuenta de las cosas simples, se proactivo hasta en las cosas mas mínimas, el mundo esta necesitando de nuevas miradas, las flores, las aves y el medio ambiente sin duda te lo agradecerán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...