¿Se le ofrece otra vida al señor?


Te imaginas en un restaurant de la vida, donde se acercara un mozo, y te preguntara si estás conforme con esta vida o si acaso quieres otra vida y luego te ofreciera una carta con un sinnúmero de posibilidades, desde mendigo hasta presidente de tu país, entonces ¿que elegirías?. Y en caso de estar dubitativo, te propusiera poner tu actual vida en pausa y experimentar mientras tanto cualquier otra, hasta incluso tendrías la posibilidad de vitrinear en una pantalla virtual, la cual tendría un submenú de opciones. Como por ejemplo, podrías elegir ser mujer, entonces tendrías la opción de vivir como soltera, ser casada, con pareja, profesional o dueña de casa, etc. ¿Qué piensas? ¿Te gusta la idea? ser el propio gestor de tu futuro, a tu entera voluntad, antes incluso de nacer...algo así como un semidios.

No sé si sería interesante la vida bajo ese prisma, saber desde pequeño que serás exitoso, que no te faltará nada, sin duda no deja de ser tranquilizador, pero seguir un patrón determinado, te quita la posibilidad de equivocarse, esa forma que tenemos de aprender de las cosas, tropezando y cayendo tantas veces como sea necesario, hasta lograr superar la lección.

Como tema de ficción, no deja de ser interesante lo planteado, pero al menos mi posición prefiere la incertidumbre del mañana, la hace más interesante, más mágica, llena de probabilidades nuevas, y eso hace que sea maravilloso cada día despertar, sin saber lo que pueda pasar, tanto en tu vida, como en la de aquellos que te rodean.

Definitivamente, de estar en el restaurante, le contestaría al garzón, muchas gracias, pero estoy bien con mi vida y deseo terminármela degustando cada minuto hasta acabarla, y espero no dejar migajas de mi vida en el plato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El séptimo sentido (de la felicidad)

Sin duda que todos conocemos los cinco sentidos conque la mayoría nacemos (vista, oído, gusto, olfato y tacto) y suele atribuirse el sex...