Experiencia reciente


Esto no es un cuento, ni una poesía, es algo para graficar de algún modo algo que viví....

Temeroso cruce el patio, el pasto seco y largo dificultaba mi andar, con pasos titubeantes subí la escala y me aproxime a la puerta de aquella casona abandonada, la puerta cedió a la presión de mi mano y entonces sucedió que al ingresar a su interior se iba iluminando a cada paso que daba. La puerta se cerró tras de mi, y a pesar que sólo veía a un metro de mis pies avancé seguido por ese instinto que tenemos todos. Entonces a medida que mis pies se movían la casa se fue iluminando y toda la casa resplandeció, se llenó de luz y entonces una voz del más allá me dijo "Bienvenido a tu nuevo hogar" no hizo falta que preguntara por qué, había entendido. Todo lo maravilloso comenzaba a ocurrir, atrás se quedaba la oscuridad de mi pasado, me había ganado el derecho de vivir en plenitud, había encontrado la llave y ahora yo podía elegir o quedarme aquí o volver. Por ahora les puedo decir que he decidido quedarme, a pesar que el miedo y la incertidumbre se mantienen vivos a mi lado, les miro pero ahora sé que son sólo espíritus de duda y traición, que debo alejar para no detenerme. Abrí la ventana de una de las habitaciones y no sólo la luz a renovado el interior, también el pasto comienza a renovarse y todo lo que alcanza mi mirada. Tengo el poder de la luz a mi favor, respiro hondo, cierro los ojos y disfruto el momento, sólo el momento, lo demás ya se verá...

3 comentarios:

  1. Hola, Esteban: Gusto de leer tu blog.
    Si me permites dar mi opinión, diré que es mejor darse la oportunidad de atravesar las puertas que la vida nos abra por delante a no atreverse a pasarlas. Y como bien dices: "lo demás ya se verá". Y por último, a veces los miedos no son tan malos, nos mantienen alertas de los peligros, pero no hay que permitirles que nos paralicen, porque la vida es movimiento, hacia donde sea, de otro modo no sería vida, no?
    Reitero mi agrado por encontrar un blog como el tuyo.
    Saludos y gracias por escribir como lo haces.
    Oriana.

    ResponderEliminar
  2. Oriana:

    Agradezco tus palabras y que te hayas dado el tiempo de leerme. Créeme que estoy entrando en sintonía con la vibración cósmica y la plenitud me brota por los poros, es como estar "enamorado de la vida" y disfruto cada instante, cada minuto precioso, siento más que nunca la naturaleza, los animales, la música, en fin, todo y no pido nada más.

    ResponderEliminar
  3. Esteban:
    He estado antes adonde estás ahora, he sentido muchas veces esa sensación profunda de armonía con mi entorno.
    Me he parado en medio de la nada, cerrando los ojos, aspirando el aire puro del campo, sintiendo cómo entra hasta cada uno de los alvéolos de mis pulmones.
    Es sentir, tal como lo dices: "estar enamorado de la vida".
    Y gracias por tu comentario, lo sentí muy reconfortante.
    Ya he tomado una decisión: volveré a poner el centro en mí,y en mis propios sueños.
    Un abrazo grande.
    Oriana.

    ResponderEliminar

Dignidad

Cuando se pierde la dignidad, se pierde todo. Es como dejar caer un jarro de porcelana y ver como se quiebra en mil pedazos, así me sentí, ...